jeudi 1 septembre 2016

a una muchacha que no conocí



 
 
ya no ve al hornero
esbelto,
gracioso,
ya no escucha el tren
nocturno y lejano...
nadie escucha tu risa, ya...
pero
hay quien la recuerda
hay quien la añora
algunos nunca la escucharon
y hubieran querido...
como habría sido
tu juventud,
tu madurez..?
y como hubieras envejecido...?
qué pensaría
en su corto camino
rumbo al misterio...?
y que pensaría en las tardes lluviosas,
con mate y factura
y buenos amigos..?
ya no ve al hornero,
coqueto y nervioso
corretear elegante
por la vereda
de la infancia...

mardi 30 août 2016

Soledad...? Será esto..?

Extraña soledad 
la  de tanta presencia,
que no da 
un instante de respiro...
Su imagen, infinita de gestos
no me deja solo...
La voz o sonrisa, momentos 
iluminados de gracia, y su contorno
de niña mujer, de mujer fuerte o apenada,
inalcanzable mismo tomada de mi brazo,
nunca tan mujer ser humano 
como cuando mira a los ojos...
Y me da miedo...
De fallar, de herir, 
de hacer o decir 
algo 
que la haga sufrir...
Y es así todo el tiempo, cuando amanece
o las noches, oscuridades,
o cerrando los ojos para olvidar
o borrar
pero es peor...
O su silencio, en medio de los insomnios, 
o marchando por
amadas calles que me conocen...
Y hablar, comprar mi pan,
leer el diario, opinar...
Como si 
importara o valiera 
la pena...
Pensar en la nieve que
quizás caiga, cuando vuelva,
inventarme gestos
cotidianos para distraerme
de su imagen...
Digo, me digo,
le digo cosas, frases cortas o 
palabras bellas...
No responde
nunca, pero escucha con atención,
a mi lado, cuando mi cabeza decide
que marchamos juntos
lentamente, hacia ningún lugar,
su apenas sonrisa cuando respira hondo
y me mira, como si me nombrara...en silencio...

Se queda,
mi soledad...

















 
 








dimanche 31 juillet 2016

Elogio a unas manos




Manos hacedoras, curtidas, toscas o finas,
de todas las edades, de todos los colores humanos.
Femeninas o masculinas, las manos humanas cuentan historias. 
Como los rostros, hablan del paso del tiempo, de los oficios, 
de los esfuerzos, de los encuentros y desencuentros.

Las manos que amo son finas, de natural distinción,
como su dueña.
Bellas, inquietas, expresivas en sus movimientos, 
firmes en el que hacer, sutiles en el gesto medido, sugestivas,
de piel mate, jóvenes para siempre.
Las veo trabajar, precisas y minuciosas en la penumbra. 
Concentradas, ellas manejan con elegancia la ilusión, 
la esperanza de los que no creemos y en la que habitamos, 
prontos para el asombro. 

Me emocionan.

Otras veces las veo apoyadas en una mesa de café, 
una sobre otra, compañeras. 
O risueñas,
buscando algo en el fondo del misterio 
insondable del bolso de su dueña. 
Excitadas pero precisas al armar un cigarrillo.
Familiares, protectoras sobre un libro,
Decididas y certeras sobre cordaje y ébano, dueñas del sonido.
Las observo cuando puedo, temeroso de decir, 
de herir o de ser inoportuno. 
Creo que ellas lo sienten cuando se cierran 
- raramente- alrededor de mi brazo.

Las imaginé,  tejiendo con hilos de pena en larga vigilia.
A veces abro las puertas de la noche, 
me instalo en su profunda soledad
y trato de imaginar como será sentirlas en las mías, 
o en mi rostro, o deslizarse por mi frente.
Y me pregunto que luz alumbraría esa gracia.


lundi 20 juin 2016

Para abrir y cerrar con llave


Coplas (humildes, inocentes)

Llave, llaves, llavecitas,
pesadas grandes pequeñas,
abren cierran las puertitas
y el corazón de mi dueña.

Pesada puerta que guarda
el tesoro de sus besos,
con llave de amor abrirla
y en su abrazo quedar preso.

Una sola llave quiero
de su llavero dorado,
abre la puerta del miedo,
la que esconde sus pecados.

La llave que usted me dió
ya no abre más su puerta,
desde ahora vivo triste,
ya mi almita está muerta.

La llave que yo buscaba
entre niebla y desconsuelo,
la hallé perdida en el suelo.
Ya no me sirve de nada.

Llave llevo y ya no puedo
de amores abrir las puertas,
si mi amada está muerta
volver a abrirlas no quiero.

Llave llaves, llavecitas,
abren cierran corazones,
puerta de cofres, cajitas,
cielos tristes, los arcones

de donde salen canciones,
las canciones las canciones,
adonde nacen canciones
las canciones, las canciones

(repita, si le parece, ad æternum)